Si empujamos diariamente nuestros límites conseguiremos, con pequeños pasos, superar los miedos que nos impiden ser dueños de nuestra existencia.
A. D’ Arrigo.